Ángel Hernández Marrero

“…exquisito, equilibrado, con suaves trazas de cabra en boca”